Yandy Graffer: “El grabado es una forma de expresión masiva, es para compartir”

Abraham Portocarrero (Yandy Graffer), es estudiante del cuarto año de la especialidad de grabado en la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú (ENSABAP) y ha incursionado en la pintura y el graffiti dándose a conocer a través de estas técnicas en el circuito artístico limeño. Hoy se encuentra trabajando desde el grabado y con él pudimos conversar acerca de esta especialidad, la Bienal, la Escuela y otras cosas más.

 

¿Yandy, qué significa el grabado para ti?

Para mí el grabado es algo experimental, no solo es un paso a seguir sino que tiene todo un sistema, unas normas, unas reglas que parten desde la impresión tradicional o antigua en la que no había toda la tecnología que tenemos ahora. Hoy en día, el grabado en el mundo artístico es tomado como algo más artesanal y es una forma de hacer impresión a partir del desenvolvimiento de tus manos con las gubias, con el punzón, y a través de una matriz (ya sea madera, acrílico, metal o piedra) pero que te deja modular cada detalle que tú vas haciendo. En cambio, la impresión actual es una tecnología más parametrada que no te deja realizar ese acabado artesanal del grabado.

¿Qué buscas trasmitir a través de tus obras de grabado?

Antes de trabajar grabado, venía realizando lo que son murales y vengo de todo una onda del arte urbano, del graffiti. El objetivo de toda esta onda es trasmitir para grandes masas ya que el mural está en el espacio público. Me metí a estudiar grabado porque es diferente a pintar, es más experimental pero también por el objetivo de llevar la obra a grandes masas. Porque si tú sacas un grabado puedes hacer un tiraje de un sin número de copias y llega a bastante gente, cada uno puede llegar a tener una copia de esa obra. Lo que he estado haciendo es llevar los murales hacia el grabado y estos grabados exponerlos en galerías y ya no en la calle – porque el mural está ahí -, en espacios más artísticos, por así decirlo. Por otro lado, la temática que manejo en los grabados es la misma de los murales y la que siempre trabajo en mis obras: rescatar la imagen principal del pescador artesanal como trabajador del mar, como trabajador de la costa peruana y resaltar esa idea, valorar su desenvolvimiento y ver qué cosas están pasando en este territorio marino.

¿Por qué se da esta transición que tú haces del mural hacia el grabado?

Se da porque yo quería tener más de una herramienta, no solo la pintura. Antes de ingresar a la Escuela llevaba seis años explorando, viendo diferentes cosas y materiales, y cuando me presentan el grabado sentí que era algo que no lo iba a aprender de forma autodidacta porque el grabado es un trabajo más de taller, de estudio, que necesita a alguien que tenga experiencia que son los profesores que te van asesorando. Es un trabajo bastante minucioso y de cuidado para que el trabajo quede limpio. Eso fue lo que me llamó bastante la atención. En el mural yo siento que ya tengo un tipo de trabajo más maduro, en el uso de materiales y herramientas que ya tengo bien dispuestas y sé que voy a usar.

En el grabado ya estoy en el cuarto año y mientras van pasando los años uno va encontrando su herramienta o su material más apropiado con el que se siente mejor para poder desenvolverse y crear sus obras. En el grabado yo me veo más en la técnica de xilografía con la que puedo expresar las líneas que hago tanto como en los murales y mis pinturas. Siento que voy bien hasta ahora y no digo que me voy a quedar en eso.Estoy en la búsqueda. Es como una retroalimentación que vas haciendo y vas sacando un resultado de qué cosas son las mejores para ti, para seguir tu camino y cada obra que vas haciendo.

img_20161014_111748809

¿Qué impresión te da esta bienal?

Lo que he visto es que han reunido la gran mayoría de línea de tiempo del grabado y a mí me llena ver qué cosas se han hecho anteriormente. Cuando yo ingresé a la Escuela vi hasta tres ejemplares, pero no toda esta gama, este abanico de posibilidades que hay. Es valioso para alguien que está comenzando en grabado, ver el abanico de posibilidades que se han hecho anteriormente en la Escuela.Uno va viendo referencias, lo cual ayuda y enriquece a los alumnos para que conozcan que hay esta posibilidad de artes plásticas. No solo están la pintura o la escultura, sino también el grabado que es una forma de expresión masiva, que es lo que siempre recalco porque es para compartir. Tú no te quedas solo con esa obra sino que la compartes con varias personas.

¿Cuál es la importancia de la Escuela en este proceso formativo hacia el arte y el grabado?

Lo importante es que siempre se están moviendo, tratando de hacer que alumnos y profesores se unan y participen en un espacio juntos, no separándolos. Siempre hay esa idea de compartir entre todos y también cuando se dan estos eventos, como esta exposición, se arma un tipo de lazo humano entre este grupo que es Bellas Artes y que nos enriquece porque ya sabemos qué estamos haciendo y podemos conversar de ello o intercambiar ideas de lo que vamos trabajando.

Ir a la barra de herramientas